martes, 19 de octubre de 2010

De Recuerdos I


Hay seres que aprisionados por la necesidad se condensan en un legado de recuerdos inexistentes en la actualidad, solo se enfrascan en categorías que su mente astuta ha creado, y que para ellos supuestamente aun pueden ser dirigibles y aceptables.

No se dan cuenta que el error esta preciso en su mente y sin embargo siguen esa falsa idea que solo les carcome la razón. Los vanos recuerdos solo alimenta la triste esperanza y cegados ante lo que ahora tienen, viven en un mundo utópico creado por el vago pasado que nunca regresara.

Su mente inquieta les reclama un suspiro proveniente de sus memorias, pero ¿que son los recuerdos?

Solo son momentos que aislados del presente, reviven sensaciones un tanto carentes de fuerza existencial y que aunadas a la falsedad solo repican la vieja ilusión alimentando la desesperación y la mentira.

Seres insuficientes de valor y aceptación, seres que viviendo en falacias procrean en su interior una maraña de incertidumbres irreales e intangibles.

Obteniendo de su básica mentalidad ese bálsamo que apacigua sus necesidades, y nace esa ansiedad por revivir aquellos momentos que aun sabiendo que nunca regresaran se marginan obstinadamente en vivir mediante ellos.

Tristemente se refugian, y seducidos por el dulce pero a la vez amargo recuerdo se aíslan e interrumpen el bello camino de una vida presente.

Frankuervo™